martes, agosto 30, 2005

BHK...

Now Playing

You're joking, you're joking me. I can't believe my eyes!

-Oogie Boogie-


Anoche fue una noche de mucho desvelo, pero muy buena después de todo... ¿Por qué? porque ya comencé a trabajar en el CCG (Centro de Ciencias Genómicas) de la UNAM (/antropos canta feliz) aunque tengo tareas extra...

Ahora bien, me he dado cuenta que Andrei y yo estamos peor de lo que creía. A ratos durante nuestras eternas discusiones al hacer ensayos sobre las dimensiones del hombre, parece que yo me dejo ganar y hay días en lo que no veo ni su sombra... ¿Qué será?

Mientras no lo averigue todo está bien, porque me ha dejado bastante en paz para hacer mis tareas (normalmente viene a chingar diciendo que ya la defequé...) y sobre todo me ha dejado en paz para pensar un poco más en claro...

Durante el fin de semana pasado estuve platicando con Sonia sobre lo difícil que llegan a ser las mujeres (y algunas orgullosas de ello). Pero como siempre, después de algunos minutos en los que la elocuencia se me pasó, se puso a sermonearme sobre lo difíciles que somos los hombres...

La ley de Murphy indica, otra vez con toda claridad y perfección, que estamos en un círculo vicioso del cual no podremos salir nunca... ¿o sí?

Alguna vez D le preguntó a su hermana: ¿quién crees que me conozca mejor? Como mis nervios en ese momento estaban en una ansiedad fregativa, me limité a decirle "cualquiera menos tú" Y pensándolo bien tengo razón... nadie se conoce a sí mismo por completo... siempre habrá quien sepa algo nuevo sobre uno mismo (y lo más se guro es que no se diga...)

¿Seremos capaces de conocernos algún día o estamos creando otra ilusión en la que caer? El hombre nunca entenderá a la mujer y viceversa. Sólo hay una salida (la que puse en mi nick de MSN hace no mucho):

El tiempo crea maestros, pero mata a sus discípulos...

Publicar un comentario