viernes, agosto 17, 2007

La abuela

Now Playing

My lover is gone
but i'm not on my own
- Emilie Simon -


La abuela era una buena persona. Murió cuando yo tenía 6 meses de edad. Mi abuelo se derrumbó por su muerte, tanto que ingresó al hospital un par de semanas después de la muerte de la abuela. Casi no la conocí, sólo era un bebé. Pero sé que era una buena persona.

No sé mucho, pero me parece que éso es una parte del sueño de la inmortalidad: en lo biológico y según Darwin, buscamos inmortalizar la mayor parte de nuestros genes. Pero siendo el humano un ser bio-psico sociológico trascendental, los genes significan realmente muy poco, sólo la apariencia, el género y alguna que otra enfermedad y predisposición. Lo que realmente importa es todo lo inmaterial que uno tiene: la gracia, conocimientos, sabiduría, experiencia, compañía, relatos, tiempo... Eso es lo que hace a una persona diferente de otras, si quieren llamarlo así: su individualidad.

Las grandes figuras de la historia lo son porque se recuerda su impacto en la sociedad: Hitler y Einstein hicieron grandes cosas, aunque no me corresponde decir quién estuvo bien y quién no. Lo mismo pasa con la gente "común y corriente", sólo que no figuran en libros, pero también son recordados por generaciones.

Hasta que conozcamos la fórmula de la eterna juventud, será este tipo de trascendencia lo más cercano que tengamos. Tal vez por eso pensamos lo mismo, Gabilondo Soler y yo. Sólo que él escribió y yo después sólo interpreté en piano. La idea es la misma: Dime por qué / lloras a ratos / dime abuelita por qué
Publicar un comentario