jueves, septiembre 11, 2008

Dormido en el micro

Now Playing

And do you think you deserve your freedom?
No, I don't think you do

There's no justice in the world
There's no justice in the world
And there never was

- Muse -


No sé si Dios exista, pero definitivamente hay algo ahí que se dedica a mandarme las cosas adecuadas en momentos inadecuados. Hablo de la música (sí, de nuevo)

Ayer en el viaje de regreso de la escuela, se subió un cantante. Qué raro. cinco minutos después, lo catalogué como el mejor músico de micro que haya visto oído. Para empezar era excelente tocando la guitarra con los dedos, con plumilla y con uña (intenten arpegiar con uña y verán). Además tocaba la flauta de Pan al mismo tiempo (tocarla es ya de por sí muy difícil, y luego coordinar ufff).

Pero ahí no acaba la cosa. Este hombre logró hacer arreglos de {FlautaDePan, Guitarra, Voz} de varias canciones muy buenas: Sound of Silence, El cóndor, El Cascabel...

Pero luego... Tragedia! Es decir, tragedia al estilo griego. El mejor arreglo acústico que he escuchado de "El breve espacio" (Pablo Milanés) y seguido, "Me cuesta tanto olvidarte". Así, seguidas sin aviso ni anestesia.

Eso no se vale.

Si Dios existe, seguro es Él quien me manda todo eso. Debe ser un mensaje que no puedo entender, pero está tan bien planeado, tan malvadamente perfecto, que sólo puede ser algo externo, enorme, enorme.

Entonces llegué a mi casa. Decidí escuchar un disco nuevo. Mejor dicho, uno que jamás había escuchado con atención, y tuve el desatino de escoger a Muse. Black Holes and Revelations. Si las canciones fueran mujeres eso hubiera sido una orgía. You'll burn in hell. Después, There's no justice in the world. Después, No one's gonna take me alive.

Eso no se vale. Apenas conozco un disco de ellos y ya me están azotando. Clara prueba de que necesito más.

El amor a lasmujeres y a las canciones es demasiado parecido. Inesperado, salvaje, cruel, a veces ingrato y sobre todo muy gratificante.
Publicar un comentario