domingo, noviembre 08, 2009

Cómo ganar el NaNoWriMo

Now Playing

(Instrumental) Seven Nation Army

- The Section Quartet -


Después de la WordWar de hace rato, algunas personas me preguntaron cómo es que puedo escribir "tantas palabras" en 30 minutos. Yo considero que no es gran cosa, ya que cualquiera puede hacerlo. Pero como todo en estas NaNoTierras, el que cualqueira pueda hacerlo quiere decir que se necesita trabajo. Aquí les expongo lo que, creo yo, es lo que se necesita para escribir "tantas palabras" en 30 minutos (o en dos días, para el caso). Después expandiré cada uno de los puntos.

TEOREMA: cuando uno ya sabe qué va a escribir con antelación, la velocidad de escritura se multiplica por factores iguales o mayoes a la unidad. En caso de que no se sepa nada sobre qué se va a escribir, la Musa y Editor internos deciden ese factor jugando una ronda de Cubilete y el resultado cae en el intervalo -2 < x < infinito



  1. Familiaridad con la escritura
  2. Suprimir al editor interno
  3. Compostaje de ideas
  4. Plásmalo
  5. División del trabajo
  6. No es trampa, realmente...

1. Familiaridad con la Escritura
Lo bonito del arte de la literatura es que no hace falta gran cosa para comenzar a hacerlo (quiero decir, todos podemos manejar la tecnología básica de la pluma y el papel para cuendo entramos a la primaria, si no es que antes). Considero que lo primero que se debe hacer es estar familiarizado con el acto de escribir regularmente.

No me refiero a sólo notas de clase o parecidos. Escribir un poco regularmente sobre lo que uno piensa o sueña o lo que sea ayuda. No me refiero a ningún género en particular. Uno debe estar familiarizado con el acto de escribir. Si es posible escribir a diario, qué mejor: Recuerden que Truman Capote publicó su primer libro cuando aún era muy joven y la gente se maravilló de lo bien que escribía alguien tan joven. Capote respondió diciendo: "¿Cómo que tan joven?" Él escribía una página cada día, desde los 14 años. La práctica hace al maestro.

(Y, por obvias razones, se debe estar familiarizado con la lectura. Igual que con la cerveza, uno encuentra sus gustos sólo después de haber probado varios sabores. Periódicos, libros, libros, revistas, libros y todo lo que se pueda leer)

2. Suprimir al editor interno
Al escribir una obra, es muy importante aprender a escribir dos veces: la primera con el corazón y la segunda con la cabeza. Este punto se refiere a la primera parte.

Al escribir con el corazón se saca absolutamente todo lo que uno tiene adentro, sin quitar nada. Si te detuviste un momento y te vino una idea estúpida, escríbela, no importa lo estúpido o inverosímil de la idea. Sólo escribe.

Durante la segunda fase, ya que se calmaron las emociones y ya se acabó de escribir se comienza con el proceso de editar. Ahí es donde se le da rienda suelta al editor interno: que él analice fríamente todas las ideas, todas las frases, toda la gramática, toda la estructura, etc. Él es el que debe encargarse de recortar, de quitar lo que no sirva.

Es necesario aprender a escribir en dos fases para reprimir al editor interno ¿Por qué? Porque inconscientemente le decimos al editor interno que, eventualmente le llegará su turno. Sabemos que está ahí y que en algún momento va a trabajar, pero no mientras se está escribiendo, sino hasta después de acabar. Si no nos acostumbramos a escribir en dos fases, el editor interno va a molestar sin parar porque es impaciente y quiere participar.

Obviamente, en un evento como NaNoWriMo, en el que el tiempo apremia, es necesario encerrar al Editor Interno durante mucho tiempo (un mes entero). Se siente muy cruel meterlo a esa mazmorra, encadenarlo y darle sólo pan y agua, pero es por el bien de la novela. Aprende a decirle al editor interno que no te olvidas de él (o ella, por alguna razón yo visualizo que tengo una editora interna). Le debes decir que él va a trabajar, sólo que esto va por turnos.

(Ejercicio: completa la frase con lo primero que veas al voltear la cabeza: Los dos amantes se vieron y decidieron regalarse un ______. Escríbelo, sin importar lo estúpido que pueda ser.)

3. Compostaje de ideas
Ésto es de lo más importante. Considero que la mitad de la escritura se realiza cuando no tienes nada en las manos. Ocurre cuando ves una película, cuando estás acostado intentando dormir, cuando estás aburrido en el micro, cuando estás enojado, cuando estás feliz. En todo ese tiempo, la imaginación se activa y crea imágenes mentales constantemente. Incluso cuando estás dormido se crean y se acomodan ideas masivamente.

Obviamente, esto requiere que uno use más a menudo su imaginación. No voy a decir cómo hacer eso, pero pueden hacer un sinnúmero de cosas para activar su imaginación (aquí algunos ejemplos)

El compostaje de ideas es ese proceso por el cual comienzas a tener una idea, algo que quieres contarle al mundo. La historia de un misionero cristiano que aprende karate, cómo es la guerra en Iraq desde el punto de vista de un alien o cualquier cosa. En este proceso en el que juegas con las ideas sin reglas ni limitaciones, varios lo conocen como compostaje de ideas.

Es necesario hacer mucho, mucho compostaje de ideas (eso también ayuda a que la imaginación esté más despierta y pueda callar al Editor Interno). Es necesario hacerte de ideas y, poco a poco, ir formando una que te agrade.

4. Plásmalo
Ya que tienes tu Gran Idea, escríbela en algún lugar. Hazte todas las preguntas que puedas sobre tu historia y plásmalas en algún lugar, para que puedas:
  • Tomarlas como referencia para cuando no las recuerdes
  • Usarlas como guía para hacer lo que dijiste que vas a hacer
  • Tener dónde escribir todas las correcciones

Este paso es crucial y puede llevarse bastante tiempo, pero es una inversión de tiempo (mientras más gastes aquí, más ganarás después). Planea cómo vas a estructurar tu novela (o libro o lo que sea). Usar el método del copo de nieve es una buena idea para hacer esto, pero en realidad puedes usar cualquier método que se te ocurra. Planea, si es posible, hasta las escenas que van a componer tu novela.

Si bien no necesitas saber todo sobre tu historia en este punto, los siguientes pasos te ayudarán a afinarlo. Lo importante aquí es, de nuevo, plasmarlo que te dejes a tí mismo constancia de la idea que tuviste. Así, cuando quieras mandarlo todo al diablo, tendrás a un pequeño fantasma tuyo diciéndote "No, señor. Tú te comprometiste a hacer esta idea y ahora la haces"

5. División del trabajo
Este paso es esencial para NaNoWriMo. Si tienes una fecha límite (digamos, el 30 de Noviembre) haz un sencillo plan de trabajo detallando qué escenas/capítulos vas a escribir en qué días. Por eso era tan importante planear lo más posible en el paso anterior. Mientras más conozcas tu historia, tendrás una mejor idea de qué tienes que escribir y podrás dividirlo mejor.

Ejemplo NaNoWrim-esco: Si logras dividir tu historia en 5 grandes partes, puedes dividir el trabajo de tal forma que cada 6 días escribes una de esas grandes partes.

Sé muy claro en lo que debes escribir cada día o cada semana o cada 4 días. De nuevo, plasma ese plan y aténte a él.

6. No es trampa, realmente...
Éste es el mejor paso. Ya que hiciste tu plan de trabajo, sólo dedícate a escribir de acuerdo a él sin excepciones.

Supongamos que divides tu trabajo de la forma arriba descrita. El 1 de noviembre, comienzo a escribir el principio de la Parte 1. El 2 de noviembre medio escribo porque hubo demasiado pan de muertos. El 3 no escribo nada.

Aquí es donde viene mi plan maestro: Cuando llegue el día 4, no escribas el final que falta de la Parte 1; ponte a escribir el principio de la Parte 2. El inicio de un nuevo capítulo siempre te ayuda a mantenerte fresco y a que no te sientas que te estancas en alguna parte en específico. Si todo va como yo lo planeo, el comenzar un nuevo capítulo te dará la autoestima necesaria para completar tu cuenta de palabras del 4 de noviembre y eso te debería motivar a que termines lo que puedas del capítulo 1.

En mi caso, de repente me canso de escribir justo al final de un capítulo. Al día siguiente escribo el capítulo siguiente y al mismo tiempo pienso cómo debería terminar el capítulo anterior (de nuevo, compostaje de ideas! en teoría, deberías estar composteando todo el tiempo) y me pongo a terminarlo. Eso normalmente me ha puesto por delante de la meta diaria durante casi todos los días de NaNoWriMo este año.

Sin embargo, no acostumbro y no recomiendo adelantarse al plan de trabajo: te quitas a tí mismo la motivación para los días siguientes. Si vas a tiempo con tu plan de trabajo y ya cumpliste la meta del día, es buena idea detenerte un poco, darte un masaje, comer chocolate y después pensar un poco sobre cómo podrías preparar el terreno para los capítulos siguientes.

(O, aún mejor, en lugar de pensar cómo preparar el terreno, escribe y prepara el terreno para los siguientes capítulos sin pensarlo mucho. Te puede dar buenas sorpresas hacia mediados del mes)

Si ya tienes tu plan hecho, este paso debería ser pan comido. Como ya sabes qué vas a escribir, y como ya estás acostumbrado a escribir y a no escuchar al Editor Interno, el escribir sólo se reduce a escribir, porque todo lo demás ya está hecho. Incluso, puedes dar el siguiente paso e improvisar mientras escribes, cumpliendo los "dares" de introducir a Mr. Ian Woon, a la Pala de la Muerte y otras actividades que sólo hacen más divertido el escribir.

Así logras fácilmente escribir 1000 palabras en media hora. Desde luego, no clamo que este método sea perfecto, pero es el que me funciona y podría funcionarles a otros. Se aceptan críticas.
Publicar un comentario