martes, abril 06, 2010

Emociones variadas con las mujeres (Poker)

Now Playing

¿Qué te puedo contar
si no sé por dónde empezar?

- Fernando Delgadillo -


Uso mucho el transporte público. Mucha gente prefiere ir de pie que ir junto a alguien. Hace un par de semanas me encontré que había un asiento libre junto a una chica muy guapa. No le dije nada pero me sonrió cuando me senté. No me dijo nada. Ella sólo me pidió permiso para salir y se lo concedí de inmediato. Hay gente muy estúpida que prefirió irse parada y se perdió unos minutos de una felicidad muy curiosa.

---------------------------------------------------

Poemas. Los poemas son una cosa de otro mundo (siempre y cuando sean buenos, claro está). Me sé algunos de memoria, una vez dediqué uno. Lo curioso viene cuando de repente lees un verso que ya conocías y de repente parece nuevo, lo ves con ojos diferentes. Me pasó hace no mucho:

"Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise."

Me puse a buscar la fuente y reconocí otro fragmento:

"Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella."

La buena poesía está muy subvalorada. Ojalá se quede así. Que sea poco conocida. Que no vengan a arruinarla.
---------------------------------------------------
Hay días en que las situaciones vienen una tras de otra en avalancha. Primero vino un café, después una serie de confesiones y aclaraciones de años sin resolver. Después, una serie de párrafos:

"[...]but it isn't at all a happy thing when you have to see a poor fellow, whom you know loves you honestly, going away and looking all broken hearted, and to know that, no matter what he may say at the moment, you are passing out of his life."

Son de esos momentos que siento que fueron hechos para mí. Sé dentro de mí que no lo son, que estoy reflejándome, proyectándome. Pero se siente masoquistamente bien (¿existe esa palabra?)
---------------------------------------------------
Me preguntaron si prefería a cierta chica sobre otra. Es decir, a cuál de las dos prefería. Eso tenía un problema, porque una de ellas es un crush, una chica bonita con la que tengo oportunidad de hablar de vez en cuando. La otra es una chica con la que he compartido muchos de los últimos 6 años de mi vida.

Simplemente no hay punto de comparación. Puedo comparar sus ojos, su pelo, su forma de hablar o de vestir, pero si nos vamos a experiencias compartidas, seis años se vuelven una diferencia imposible de superar para alguien de mi edad. O de la edad de cualquiera de ellas. Seis años son seis años ahora, y serán dieciséis y después veintiséis y treinta y seis. Si ahora mismo comenzara a compartir tan fuertemente con mi crush de todas formas llevaría seis años de desventaja. Y a la larga, quién sabe qué tanto significaría eso.
---------------------------------------------------
Si viviera para siempre, el tiempo compartido con ella se aproxima, pero nunca iguala a 1 (o 100%, como quieran verlo). Después de cierta edad, esa diferencia de 1-tiempo_compartido se vuelve insignificante y no distinta de cero. En ese punto teórico, el amor sería lo mejor, porque querría decir que dos vidas se han fundido, efectivamente, en una sola.
---------------------------------------------------
JOKER
[...]Te quiero en mi paraíso
es decir que en mi país
la gente viva feliz
aunque no tenga permiso[...]

Le dije muchas muchas cosas que quería decirle. Al regresar a casa me di cuenta que, lejos de estar aliviado, me encontré que tanta confesión sólo desencadenó un montón de cosas nuevas que tengo que decirle. En otra ocasión será.
Publicar un comentario