lunes, octubre 11, 2010

Balances

Now Playing

Never been awake
Never seen a day break

- Pilot -
Han pasado muchas cosas en mi vida últimamente. Me dan ganas de escribirlo todo, pero de repente llega algo nuevo o urgente y se me pasa escribir por acá. Ahora que me decidí a abrir el editor les dejo un post nuevo.

Justo la semana pasada me puse a pensar en un dato curioso de mi blog: si tomamos los años de calendario, veo que cada año escribo menos por acá (desde 139 posts en 2005 hasta 65 en 2009) pero al mismo tiempo veo que mis posts son muy diferentes, en general más profundos o más desinhibidos. En varios aspectos, no soy el mismo que escribía aquí en 2005, he cambiado mucho y he pasado las buenas y las malas. Creo que no soy tan introvertido como era en el 2005 y eso ha ayudado mucho a que cada vez "escriba menos".

Ahora, muchas ideas son platicadas con personas antes de ser digeridas y escritas aquí, lo cual quiere decir que las cuestiones más estúpidas son filtradas, y las más importantes son escogidas. Ahora soy más maduro y algunas ideas puedo pensarlas mejor antes de escribirlas. Ahora tengo otros problemas, algunos que no quiero que sean publicados por aquí. Mi vida ha cambiado.

Tengo otros proyectos: seguir editando mi novela, escribir la novela de este año, mi proyecto 52 weeks of AWESOME, mi tumblr, mi tumblr de ficción, Twitter. Todos ellos requieren que yo escriba un poquito todos los días y por supuesto, no por aquí.

Me gusta este ritmo de vida y me gusta mi blog. Si llegara el momento de escoger, seguiría viviendo antes que mantener un blog muerto; pero espero que ese momento no llegue nunca. Después de todo, ustedes (mi internet) me han ayudado mucho como para deshacer esta relación así nomás. Ustedes, lectores anónimos me comentan una vez cada mil años, pero el solo hecho de escribir me ayuda a distanciarme un poquito de mis problemas y me ayuda a ver todo más claro. Así me ayudan ustedes, lectores invisibles: me resuelven los problemas sin hacer nada. Leyendo, sólo leyendo.

Otro post de lo que parece ser el año menos bloguero de VdL. Pero el mejor año de su autor. Gracias muchachos.
Publicar un comentario