miércoles, enero 05, 2011

What's left of the flag

Now Playing:

You'd kill yourself for recognition
kill yourself to never ever stop

- Amanda Palmer -
No he podido hacer muchas de las cosas que me he propuesto y como es natural en los seres humanos, le echo la culpa a algo o alguien más. A veces el dinero, a veces el tiempo, las circunstancias, el trabajo o lo que sea.

Definitivamente ya no podré recuperar ese tiempo. Es una desgracia, lo sé pero lamentarme tampoco va a cambiar nada.

Es ese punto en la vida en el que te das cuenta que no tienes tiempo para planear "lo que quieres ser de grande" porque ya estás prácticamente ahí. Ya no puedes prepararte para el futuro. ¿Qué pasa entonces? Tienes muy poco tiempo para actuar, tienes unos meses, unos años para alcanzar una meta que te hiciste de niño. Procrastinaste demasiado tiempo y ahora tu deadline está próxima. Te apresuras y no ves los resultados que querías. Te frustras y mandas tu sueño o tu vida al carajo.

Bueno, afortunadamente ése no es mi caso afortunadamente. Bueno, la parte de procrastinar los planes de vida sí (pero seamos realistas, son muy pocos los que NO han procrastinado con su vida) sin embargo, he encontrado muchos buenos ejemplos de qué hacer con ello.

Por ejemplo, Jane McGonigal. Tal vez no la conocen pero les resumo el mensaje que me dejó. Ella es una diseñadora/investigadora de juegos; sufrió una contusión severa y durante su recuperación no podía hacer muchas de las cosas que le gustaba hacer (incluyendo tomar café, leer y correr). En el punto máximo de su depresión, ella tomó una decisión: "Una de dos: o me mato o vuelvo esto en un juego" Dicho y hecho, no se mató y creó lo que hoy se conoce como SuperBetter (un excelente proyecto del que no hablaré por ahora)

En el fondo, es lo mismo que esa frase de "no escoges tu mano, sólo decides cómo jugarla". En mi caso, simplemente aprendí a jugar demasiado tarde. Voy a jugar, eso sí aunque con mucha desventaja. No importa, yo sé ahora que las primeras manos pueden ser muy malas y que si juego para ganar inmediatamente, voy a perder. Sin embargo, la noche es larga, los jugadores muchos, el dinero cambia de manos y a la vuelta del flop cambian las posibilidades.

Sé que al final ganaré. Ahora mismo ya voy ganando mucho. La siguiente mano puede ser muy mala, no importa. Juego para disfrutar toda la noche, no para retirarme temprano como otros que conozco. Te recomiendo que hagas lo mismo (pero si no lo haces, te aseguro que yo sí)
Publicar un comentario