jueves, julio 14, 2011

Growth as a goal

Now Playing:

Love will grow and nothing comes in the way

- Nobuo Uematsu -
¿Recuerdan que estaba esperando? Bueno, la espera llegó a su fin. Fue tan rápido que ni siquiera tuve tiempo de publicarlo por aquí y me desaparecí por algunos días, les pido disculpas por ello.

Si regresamos en el tiempo al 8 de Enero del 2011 (un día antes de comenzar mi nueva aventura) estaba caminando hacia un cierto lugar que me atemorizaba (algo así como el regreso a la Cueva de Platón). Me detuve siguiendo mi instinto de conservación; ese sentimiento que te dice aún estás a tiempo de regresar. Dentro de mí sabía que eso no era opción; que sin conflicto no hay historia.

Para acompañarme en mi miedo estaba mi fiel reproductor de música. Como muchas otras veces, lo dejé en "Shuffle" y dejaba que el flujo desconocido de canciones me mantuviera alerta pero distraído de mi objetivo. Cuando me detuve comenzó a sonar cierta canción, y me quedé oyendo la letra.

Inténtenlo.

Al final seguí adelante y el resto (como dice la frase cliché) es historia. Lo que no saben es cómo se me quedó grabada esa frase.

Muchas veces ven en las películas a una figura sabia y/o respetada que lanza una oración importante, la cual cobra su verdadero significado más adelante en la película, cuando el protagonista comprende por completo lo que el sabio le quería decir (una forma del Esopo). Algunos en la vida real tenemos un puñado de esas frases que nos ayudan para guiarnos en la vida (o mejor dicho, para no perdernos tan gacho) Debo reconocer que ésa frase fue mi primera gran Frase Rectora.

El amor crecerá y nada se interpone en el camino

No sé cómo pasará, ni de qué forma, pero me di cuenta que esa frase es completamente cierta. Algo bueno tiene que venir, algo bueno debe ocurrir y nada se puede oponer a eso, ni siquiera yo mismo. El problema, creo yo, está en reconocerlo.

Y aquí me ven hoy. Sin dinero y con muchas más actividades que hace unos meses, pero son actividades de las que estoy orgulloso, trabajos que me da gusto hacer, personas con las que me gusta estar y retos que me han enseñado muchas cosas. Dificultades, tengo. Alegrías también.

¿Tienen ustedes alguna Frase Rectora? Es difícil, lo sé. En este mundo en el que el Ateísmo y Agnosticismo (no son lo mismo) están cada vez más de moda los viejos preceptos basados en tradición y enseñanza familiar se van adelgazando lentamente como la pintura ante una lluvia de thinner. Sin embargo, como bien lo dijo Filio:

Habrá que creer
en Cristo, en la Paz o en Fidel
Habrá que creer
en algo o en alguien tal vez

O, como lo dijo Horacio Quiroga:

Cree en un maestro - Poe, Maupassant, Kipling, Chejov - como en Dios mismo.

No es fácil creer. Implica ver lo que no se puede ver y confiar en lo que no se puede demostrar. Pero todos tenemos que creer en algo. Como mínimo, en la desesperación y la inutilidad de creer.

¿En qué crees?
Publicar un comentario