lunes, enero 16, 2012

Clase de narración

Now Playing:

(Instrumental) Oromë: Lord of the Hunt

- Jon Anderson & Carvin Knowles -
Al fin pude ver Up. Quería verla desde que salió, pero como se podrán imaginar por mis actividades, no tuve tiempo de verla hace un par de años en el cine y desde ese entonces he recibido muchos tomates (figurativos) por no haber presenciado algo que a todos les había encantado. Remedié ese error un sábado en la tarde, descansando de todo lo demás.

Celebration

No voy a poner aquí una crítica de la película porque, además de que ya ha sido hecho, no vinieron aquí para escuchar más alabanzas. Quiero escribir sobre las cosas que he aprendido.

Además de que la película es una clase maestra en cuanto a narración se refiere, tiene ese rasgo peculiar de las últimas películas de Pixar de hablar de temas bastante profundos en una película apta para todo público. Sin ahondar mucho, les daré una idea: algunos de los temas que he pensado en las últimas horas:

  1. Lealtad
  2. Progresión amistad/amor romántico
  3. Completar ciclos de vida
  4. El valor sentimental y su efecto de ancla en las posesiones materiales
  5. La aventura de la vida (éste último es un tema muy profundo en mi vida)

Éstos no son todos los temas que hay y seguramente con volver a ver la película, podrán notar muchos más. Como dije, no busco hacer esas reflexiones ahora; sólo quiero anotar que usted, estimado lector, seguramente se identifica con algunos de estos temas o con otros que no estén en la lista. Sólo hace falta resumir toda la reflexión en una frase apropiada y unos minutos de silencio; su mente hará el resto (y si no lo hace, querido lector, creo que no estamos en el mismo canal y me sorprende que esté leyendo estas líneas)

La película fue un éxito en muchos sentidos y seguramente estarán de acuerdo, pero si preguntamos por qué tuvo éxito, es difícil encontrar una sola respuesta. Podemos atribuirle el éxito a la calidad técnica y tecnológica del estudio, a la originalidad del argumento, al realismo de los personajes y a su capacidad de atraer a la audiencia. Al analizar el trabajo de Pixar es fácil notar que todos estos rasgos son en realidad secundarios. Su verdadero éxito está en dos cuestiones íntimamente relacionadas: contar una buena historia y contarla bien.

¿Recuerdan esos temas profundos que mencioné antes? Si los identifican fácilmente es por algo: no son nada nuevos. Creo que puedo decir sin temor a equivocarme que son temas bien platicados en mesas de café, sesiones de reflexión, retiros espirituales y religiones. Sin embargo, no siempre provocan la reflexión, no siempre nos hacen detenernos un poco a pensar, mucho menos nos mueven sentimentalmente como la película lo hizo. ¿Por qué?

Porque están tejidos en una buena historia, bien contada.

Me gustaría comenzar a analizar por qué Up es una gran historia y muy bien contada, pero no sé hacer ese tipo de análisis (si supiera, lo aplicaría en mis propias historias); sólo sé que la narración es uno de los mecanismos de comunicación más antiguos de nuestra especia y ha sobrevivido por algo. Desde la prehistoria nos hemos contado historias de todas clases y tamaños para explicar, para enseñar, para recordar y hasta para construir. Las formas y medios para narrar han cambiado mucho, pero el acto sigue siendo el mismo. Dentro de estas ropas de "hombre moderno" seguimos siendo el mismo primate de hace cien mil años, que recurre a las historias para comprender toda la información que no heredó genéticamente.

Sé que es una buena historia porque esos temas, que no son nuevos, me fueron entregados en una forma deseable. Acepté esos temas profundos de preguntas difíciles y respuestas complicadas como quien acepta una comida caliente en una noche fría. Es cierto, esos temas pueden ser "ingeridos" en formas más directas aunque menos agradables, como los nutrientes se pueden ingerir en pastillas y no en comida verdadera.

No digo que otros medios de presentar esos temas sean menos válidos, simplemente marco que yo soy más débil que muchos otros. Puedo ingerir una pastilla si es necesario, pero si alguien se toma la molestia de prepararme un pavo asado, no tiene que hacer nada más para atraerme: yo solito voy hacia él. Y sospecho que lo mismo pasa con muchos de mis lectores.

¿Qué otros temas reconociste en la película? ¿Qué otras películas te han hehco pensar? Me gustaría escucharlos, conversar con ustedes. Es su turno.

Foto: bfick, usada bajo una licencia Creative Commons Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0)
Publicar un comentario