miércoles, julio 28, 2010

Cambio de perspectiva

Now Playing

Find me somebody to love
Find me somebody to love
Somebody
Somebody

- Queen -

El viernes estaba platicando con una amiga sobre los conceptos de inmortalidad y reencarnación, y debo decir que discutirlo sólo me aumentó la curiosidad sobre ciertas cuestiones, de la temporalidad de nuestra cabeza que tiende a olvidar tantísimas cosas.

Un problema particular de nosotros los humanos es que no podemos, hasta el momento, vivir ni sentir nada que no sea en nuestro propio cuerpo, y todas las cosas que pensamos están atrapadas en nuestro cerebro, pero no podemos conectarlo directamente con otro cerebro-corazón. Para intercambiar información es necesario abrir un puerto especial (llamado comunicación) y sobreentender (o esperar) que ambas partes soltarán información correcta (recuerden que todos mienten). Cuando algo pasa, tú tienes sólo tu versión de la historia y para saber más tienes que comunicarte con alguien más que te diga la verdad, así de simple.

Ahora bien, hay algunos eventos (la mayoría) que no se centran en una persona, sino que ocurren simultáneamente a más de una persona, incluso a un grupo. Para poder entrar más en dicho evento, es necesario saber más sobre él, lo cual de nuevo necesita el intercambio de información. Mientras más información se tenga, más adentro se está; míentras menos información tengas, más alejado.

Ahora bien, cuando digo "evento" no me refiero a una historia o suceso particular. Un "evento" puede ser una fiesta o una película. En esencia, cualquier cosa que tenga más de un receptor consciente de información (porque así es como se generan diferentes puntos de vista (¿recuerdan el eterno problema de "si un árbol cae y no hay nadie que lo oiga..."? Considérenlo como un punto tangencial a este post))

Ése fue uno de los temas centrales de mi novela (la que escribí en NaNoWriMo 2009). A fin de cuentas, cada vida es una historia, un evento diferente con un solo narrador. En estos casos, si bien el narrador principal es el único que puede decirse omnipresente (es el único que puede conocer todos los hechos del evento) no es omnisciente, muchas cosas alrededor suyo pueden pasar desapercibidas a él. Piensa en tu propia vida, ¿Nunca te dijeron una verdad incómoda? Si te la dijeron, es prueba de que había algo en tu evento que escapaba al conocimiento del narrador principal (tú mismo).

Mi problema actualmente es darme cuenta de cuánto he dejado de ser parte de muchos eventos, y cuánto he querido regresar a ellos. Se siente gacho, eso de saber que no eres parte de un evento simplemente porque no compartes suficiente información. y lo peor de todo, ese intercambio de información no fue voluntario, se da normalmente en cuanto uno comienza a vivir. Dejas de compartir cierta información (tanto al dar como al recibir información) y el evento entre dos o más personas se va haciendo cada vez más tenue. Creo que nunca deja de existir del todo.

Quiero creerlo.
Publicar un comentario