miércoles, febrero 13, 2008

Recuerdos salidos de la nada

Now Playing

(Instrumental) Fitter happier

- The Section Quartet -


La memoria. Ése sí que es un buen tema de investigación. ¿Cómo recordamos? ¿Por qué algunas cosas sí y otras no?

Mi pregunta viene de hace un par de días: afuera hacía un sol muy agradable, tanto que hubiera salido... de no ser porque estaba lloviendo. ¿Lloviendo con sol? Sí, por increíble que le pueda parecer a muchos. De cualquier forma, me quedé viendo la lluvia (que por cierto fue la primera del año) y de repente me dieron ganas de reacomodar mis pulseras. Ahí ocurrió.

La memoria es selectiva hasta cierto punto. Puedes intentar recordar cosas (como las fórmulas de física o cosas así), puedes forjar memorias (como por ejemplo, tomar una foto o salir a algún lado con un amigo) o puede salir de la nada.

¿Cómo de la nada? Tomen por ejemplo esta pulsera roja y ancha en mi mano izquierda. Mientras decidí rearreglar mis adornos vi esta pulsera y me acordé de Valeria. La pregunta que me asaltó al día siguiente fue "¿Por qué?" Esta pulsera no la compré por, para, junto a o pensando en Valeria. Ella tampoco usa pulseras. No encontré ninguna razón lógica que explicara por qué una cosa me creara una memoria sin más ni más.

¿Asociación "libre"?

Los surrealistas de alguna manera intuyeron lo mismo: la capacidad de asociación de la mente es enorme, tal vez ilimitada... en todo caso más grande que nuestro "consciente". Pero no explica todavía por qué sucede eso. Ahora cada que veo esta pulsera me acuerdo de Valeria, pero sólo porque en algún momento se dio esa conexión como chispa entre un montón de hilos rojos y blancos y una amiga.

¿Suerte? ¿Casualidad? ¿Alguna otra razón "racional" pero desconocida?
3 puntos por una respuesta satisfactoria justificada en un párrafo
Publicar un comentario