sábado, mayo 03, 2008

Poker: Mariposas en el estómago.

Now Playing

(Instrumental) Commandment

- Kō Ōtani -


Aún las siento. No siempre, claro está, pero el dato importante es que aún existen, bajo circunstancias especiales.

¿Qué es?

Nerviosismo, tal vez algo de estrés, expectación, estado de alerta/emergencia activado... bueh, ya saben, muchas cosas juntas. Se le llama así por la sensación que se siente en el vientre, como si hubiera algo vivo (y moviéndose) dentro de él.

¿Qué lo provoca?

Bueno, el cuerpo humano puede ser, según la biología, un interesante libro de historia. ¿Por qué los seres humanos tenemos los ojos al frente de la cabeza? ¿Por qué tenemos vesícula biliar? Todo eso puede tener una razón basada en la evolución (creacionistas dejen de leer ahora mismo) Los procesos biológicos del miedo, el dolor físico y muchas otras cosas son, a fin de cuentas, adacptaciones que el Homo Sapiens y sus ancestros fueron recolectando a fin de sobrevivir mejor a las condiciones adversas de diversa índole

¿Por qué lo adquirimos?

Sin embargo, hay muchas cosas que ya no nos sirven. El coxis tiene restos vestigiales de la cola, los cuales sólo son inútiles cuando se prolongan demasiado y ya no nos ofrecen ninguna ventaja. La vesícula biliar fue útil en ese tiempo cuando la comida era escasa, difícil de obtener y no diaria (bueno, acepto que esto último aún sucede hoy día)

¿De qué nos sirve?

Sin embargo, las características no pueden ni aparecer ni desaparecer así nomás. Es preciso un gran número de individuos y varias generaciones para que la especie como un todo logre el cambio. Pero no pasa así en el individuo.

¿Cómo librarse de él?
Publicar un comentario