lunes, septiembre 11, 2006

Vida en la Facultad

Now Playing

Buy a ticket and get on the train
Buy a ticket and get on the train

Cause this is fucked up, fucked up
Cause this is fucked up, fucked up
-Thom Yorke-


En mi microfacultad hay unos pequeños cubículos de trabajo ("módulos") para ciertos estudiantes. ¿Por qué para lgunos y no para todos? Simplemente porque no hay suficientes. Para resolver eso, hay muchos que comparten amablemente su espacio de trabajo y, ya que la gente es bastante respetosa dentro de ese edificio, puedes dejar tus libros ahí como si nada durante horas y días y nadie los toca (aunque se debe en parte a que cada quien trata sus asuntos sin molestar mucho al resto).

Cualquiera que leyera hasta este punto pensaría que al abrir cualquiera de esos módulos encontrarías libros y cuadernos y apuntes y tareas a medio acabar...

Pues, lamento decirles que NO!

Al abrir el módulo promedio, encontrarán frascos de café molido o soluble, frascos con azúcar y endulcorantes, frascos con dulces y paletas, una regimiento de tazas (cada una de las cuales ya es reconocida junto con su respectivo dueño por el resto de los estudiantes) un montón de cucharas y un montoncito de servilletas.

Café!

Una de las bebidas sagradas de los dioses, es la columna vertebral de la facultad. ¿De qué otra forma se puede explicar el hecho de que al quitarnos la máquina de café aparecen otras 4 cafeteras comunales?

(Lo que pasa por dejar posts sin terminar... ya se me fue la idea original. Tómense un buen café. Maldita sea. El post de hoy, arriba)

Publicar un comentario