miércoles, noviembre 14, 2007

Otro evento musical

Now Playing

To conquer death
You only have to die

-Andrew Lloyd Weber -


Anoche volví a ir a una presentación de música en cierta escuela privada popof de educación superior conocida en todo el país ¿qué resulta?


Ya había dicho antes que es malo acostumbrarse a las cosas buenas, y anoche por desgracia se volvió a cumplir. El programa fue la presentación final de los talleres de música del Tec, incluyendo guitarra, orquesta, canto y algunos más. ¿Entonces? Lo que pasa muchas veces: gente sin cultura musical.

Es decir, si tu amigo está tocando la guitarra principal durante la presentación, se vale echarle porras, gritos estilo "TE AMOOO" y demás. Pero cuando viene una orquesta hay otro código de comportamiento... ¿Me entienden? Uno debe saber cuándo es tiempo de gritar y cuándo de callar, y definitivamente no se debe gritar en una presentación de música clásica, donde los ejecutantes necesitan otro tipo de concentración (hacia el director, desde luego) por lo que los gritos pueden ser incluso un obstáculo.

...Además de que en una presentación de música clásica no se debe gritar.

Pero bueno, pasó la orquesta y vinieron los "cantantes"...Dios Mío! ¿Cómo se atreven a sacar gente así como solistas? El Pobre Andrew Lloyd Weber debió haber sentido que alguien lo apuñalaba por cantar "Think of me" como lo cantó. Mal, con mucha garganta y sin rango vocal ni fuerza abdominal suficiente. Es decir, apoyo la difusión cultural en la sociedad y el cultivamiento plural del individuo, incluyendo las artes, pero uno debe saber sus límites, y definitivamente esta chica mordió mucho más de lo que podía masticar. Lástima, el querer cantar una pieza que exige años de preparación después de sólo un semestre de practicar en un taller la hizo verse mediocre (al menos para mí, pero sinceramente como no la conozco, no me importa lo que piensen de ella sus amigos ni cuánto le vayan a mentir diciéndole que estuvo bien

Pero luego vino la gloria. ¡Por fin alguien que cantaba algo a su nivel! Además esta chica canta a nivel ópera (quiero decir, Mozart; quiero decir, La Flauta Mágica; Quiero decir no ma, ahora sí me impresioné) Justo como debía ser: firme, preciso, sonoro, alegre, entonado, a tiempo... una dulzura. Si en algo puede mejorar es sólo en la pronunciación, pero ya saben que ópera y además en alemán es MUY difícil.

El resto de la presentación no merece er discutido, y no porque haya sido malo, hubo mucho talento excelente en diversas ramas: canto urbano, composición... bueno, pero no es lo importante.

Volví a ver a una persona, de esas que son tan difíciles de encontrar. Con decirles que nomás de ir a verla fue suficiente para que perdonara a todos/as los/as malos/as cantantes que he conocido hasta hoy. Me olvidé de todo, y pocas personas pueden hacer eso.
Publicar un comentario